Avisar de contenido inadecuado

Misterios en la noche (parte 7)

{
}

 

Desperté al día siguiente, mis ojos mostraban la mala noche que pasé, mi cabeza era una noria y no paraba de dar vueltas, no podía parar de pensar, ellos estaban tramando algo y todavía no habían movido ficha tal y como decía la nota.

Me puse con mis papeles en la mesa del salón y con buen café bien cargado deje que un cigarro tras otro se consumiera entre los dedos de mi mano, eché otro vistazo a todos los informes de nuevo, no hacia mas que pasar paginas sin ninguna conclusión, entonces apareció mi carta de suspensión del cuerpo, tenia una carrera brillante, ni una mancha en mi expediente hasta que empezaron las notas y me absorbieron en su totalidad, estaba a punto de mi ascenso y de repente.....¡¡¡claro!!! De repente me echaron del cuerpo y Gómez se quedó con mi puesto, como había podido ser tan tonto, no caí en eso, ese era su interés, simple y pura ambición profesional, nunca pensé que fuera así, no me pegaba con el, pero estaba claro, una vez quitado yo de en medio el tendría el camino libre para poder cubrir sus expectativas. Aún así no tenia claras las expectativas de Lily.

Apagando mi ultimo cigarrillo en el cenicero y con las ideas mas claras encendí la televisión, necesitaba alguna voz que me hiciera compañía, puse el canal de las noticias y me quise dar una ducha relajante, demasiada tensión en tan poco tiempo. Mientras estaba debajo del agua algo de la televisión me llamo la atención "Esta noche, ya en la madrugada un hombre ha entrado en una vivienda de una urbanización de lujo y ha asesinado con ensañamiento a su propietario, según el ultimo informe policial, fue algo improvisado, el asesino no era conocedor de su entorno, debido a que ha dejado demasiadas pistas en el lugar del hecho, damos paso a Julián García, que esta en el lugar del homicidio..."

Salí corriendo de la ducha sin darme tiempo a ponerme la toalla, me puse delante del televisor, asombrado, aterrorizado, el había movido ficha y se aseguro de que fuera a lo grande, la vivienda que aparecía detrás del reportero era justamente donde deje de seguir a Lily y retomé el camino hacia mi casa.

El teléfono sonó al otro lado del salón interrumpiendo mi asombro, lo miré fijamente dudando si responder o no, mi mano acarició el teléfono antes de cogerlo, hasta que al final respondí, algo confuso

- ¿Dígame?

-No te muevas de ahí y sobre todo no opongas resistencia, te doy mi palabra que haré todo lo posible para darte el mejor trato posible

-¿¿Go....Gómez?? ¿Que dices? ¿Oponer resistencia?

-¡¡¡Por Dios!!! Vamos de camino en 20 minutos estaremos allí, tengo que colgar

No me dio tiempo pensar, me vestí sin secarme y salí corriendo, habían matado al nuevo novio de Lily y me querían cargar a mi el muerto, esta vez no les era suficiente con arruinarme la vida, me querían ver encerrado o incluso muerto, ya todo me cuadró, el novio de Lily era el mas adinerado que ella había tenido hasta ahora, seguramente ya habría conseguido que el dejara toda su riqueza en herencia y necesitaba a Gómez para hacer el trabajo, le daría algo de su riqueza, el papel que Gómez le enseño en el restaurante seria donde tendría que realizar el ingreso o incluso la ficha policial de la futura victima.

Al llegar a la puerta de entrada sentí que pisaba algo, mire hacia el suelo y vi que había un sobre, supuse que alguien lo habría metido por debajo de la puerta, lo abrí "jaque mate, ahora...¡¡¡huye!!!", me entro el pánico y salí corriendo, huy por la puerta principal, iba justo de tiempo, deseche la idea de conducir mi coche, pues seguro que tarde o temprano me descubrirían, paré un taxi y según arrancó este observe que por el principio de la calle ya se veían los coches policiales y se podía escuchar de fondo el sonido de las sirenas. Le di al taxista la dirección de mi oficina, quería pasar a recoger unas cosas.

Preferí bajarme del taxi a un par de manzanas, tenia que ver como si en la calle había algún rastro de la policía, no había nadie, subí rápidamente a mi oficina, cuando llegue a la puerta la habían forzado, estaba abierta, la empuje poco a poco y el panorama fue desolador, estaba todo revuelto, alguien había entrado allí buscando algo, no sabia el que, pues no tenia nada de interés, tan solo expedientes de casos privados que no tenían ningún valor informativo, tan solo recé porque mi pistola continuase escondida debajo de la mesa, pero no estaba, me la habían quitado, me derrumbé, caí al suelo como si no tuviera fuerzas, mi pistola no estaba en su sitio, alguien la tenia, me imaginaba quien fue y para que lo usó, me incorporé.

Una voz se descubrió en mi espalda "Te dije que no opusieras resistencia" y antes de que me diese tiempo a darme la vuelta un golpe fuerte en la cabeza me dejó sin sentido y caí en el suelo.

{
}
{
}

Comentarios Misterios en la noche (parte 7)

esta bien con su misterio

Deja tu comentario Misterios en la noche (parte 7)

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre