Avisar de contenido inadecuado

Misterios en la noche (parte 5)

{
}

 

El pulso me temblaba mientras me servia un vaso, otra vez resonaron las palabras leídas "...me toca mover ficha" de repente a quien sentí indefensa fue a Lily, no puede ser, Lily no puede ser la siguiente ficha, salí corriendo al teléfono, marqué a toda velocidad, pero antes de pulsar el último número me resonó otra frase en mi mente "...lo hemos pasado muy bien...", ¿lo hemos?, lo dice como si el hubiera estado presente en la noche, en la misma habitación, en la misma cama, la idea que se me antojaba no me gustaba nada, Lily, ella no podía ser, no podía ser... mi asesino, colgué el teléfono antes de que diera señal de llamada.

Me senté en la cama, di un pequeño trago y reposé mi cabeza entre las manos, necesitaba un momento de calma, había cometido un error en su ultimo mensaje, el asesino se situó en la habitación, negué con la cabeza, Lily no podía ser, me negaba en rotundo, pero...era ella, no se porque, no encontraba ningún enlace, es mas no me la imaginaba cometiendo tan atroces acciones, ella era de complexión delgada, hasta la costaba trabajo cargar con una maleta grande cuando se iba de viaje con uno de sus "novios", no me cuadraba, había un bloc de notas encima de una de las mesillas de noche de mi cama, lo mire fijamente, rápidamente me levante cogí un lapicero y el bloc, tenia una corazonada que quería que fuese errónea, pasé suavemente la punta del lapicero hacia un lado y otro del bloc, como por arte de magia, como si de un truco se tratara aparecía poco a poco marcadas unas líneas que daban lugar a palabras, estaba marcado el mensaje que tenia en el buzón, sentí un frío que me recorría todo el cuerpo, perdí las fuerzas por un momento, el lapicero y el bloc de notas se me cayeron de las manos.

De un trago acabé la bebida de mi vaso, como si quisiera coger fuerzas con ello, y con decisión volví a marcar su numero, tenia que averiguar porque, el teléfono dio tres tonos, antes de que descolgase.

-Hola buenos días, por si no lo sabes, que supongo que aun no lo habrás visto hice café al levantarme, podrías haber tenido un detallito conmigo y dejarme el desayuno hecho en vez de hacértelo yo a ti en tu propia casa.

-Lo siento Lily, me llamó esta mañana un amigo y me tuve que ir deprisa y corriendo, no me dio tiempo a nada - intente aparentar que no pasaba nada-

-Ya, tu amigo Gómez ¿no?, llamó esta mañana cuando tu ya no estabas, te tienes que quitar esa obsesión, hace tiempo casi te destroza y no quiero que lo haga a estas alturas.

Resople por dentro, ellos se conocían de una...o dos ocasiones que coincidimos hace ya años.

-¿Y que te dijo? - me apresuré a preguntar.

-Solo que si se retrasaba que le esperases, que tenia una reunión con no se quien y algo de unas huellas o algo así, pero bueno, no te lo pude decir porque no estabas ya. No sabía que estabas en un caso

-No es nada, tan solo un favor que le estoy haciendo a un compañero del gremio y Gómez me debía uno...por cierto ¿que vas ha hacer hoy? - intente desviar la conversación y llevarla a donde quería-

-¿Que pasa que no has tenido suficiente esta noche?, lo siento pero hoy me debo a mis deberes -su tono se volvió serio de repente-, tengo cosas que hacer he quedado para cenar.

-A bueno, uno de tus novios....

-Con quien valla a ti ni te va ni te importa -pasó a un tono defensivo-

-Bueno...pues ten buena velada, ya hablamos

Colgué el teléfono y recapacité, esperaba que Gómez no le hubiese dicho nada importante, el solía ser muy discreto y mas con un tema como este, pero no me fiaba, Lily me dijo que se iba de cena, si había un sitio donde le gustaba a ella cenar, solo podría ser uno "Gaggo Bass" un restaurante de carta no apta para cardiacos y platos no aptos para hambrientos. Una noche ella me invitó a cenar en ese sitio, todos los camareros la conocian, se me ocurrió la idea de llamar a ver si podría sonsacar la hora de la cena.

-Gaggo Bass, le atiende Juan José Martínez ¿en que le puedo ayudar?

-Buenos días, la señorita Lily y yo teníamos una mesa reservada para esta noche, quería confirmar la reserva.

-Si...permítame buscarles en la lista de reservas.....si, señor Gómez, usted y la señorita Lily tienen la mesa reservada a las 10 de la noche

El frío volvió a recorrer mi cuerpo, la cena era para Lily y Gómez, ya me empezaba a encajar las cosas, pero seguía sin saber el porque

-Muchas gracias, señor Martínez, le rogaria que la mesa pudiera ser cerca del ventanal principal, el que da al parque, me gustaría que fuera una velada especial.

-No hay problema señor Gómez, ahora mismo tomo nota.

Al finalizar la conversación, me tumbe en mi cama, pensando, intentando saber por que, ella me escribía las notas y Gómez hacia el trabajo sucio, pero ¿por que? no me cabía en la cabeza, no encontraba ninguna teoría, ningún móvil. Debía ser que Lily después de presentar a Gómez intimo con el, se verían varias veces sin que yo lo supiera. Gómez no me dijo nada de que llamase a mi casa y que Lily le respondió, seguramente ella se imaginaba o no se fiaba de que no me lo dijera y solo me dio matices de la conversación para que no sospechara, y , haciéndose muy bien la tonta me lo contó como si no supiera de que iba, Gómez lo mas seguro que al saber que ella estaba en mi casa aprovecharía para contarla que le llevé una nota para que me buscase huellas, en caso de que hubiera huellas suyas las borraría, o quizás ni siquiera la pasó a la científica

Necesitaba descansar, todavía quedaba tiempo para las 10 de la noche, decidí dormir todo lo que mi mente me dejase 

 

{
}
{
}

Comentarios Misterios en la noche (parte 5)

buenisimo relato todo el misterio me encanta

Deja tu comentario Misterios en la noche (parte 5)

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre